PDI detiene a chileno involucrado en la muerte de “Cangri”

Detectives detuvieron a Sebastián Cornejo, quien era requerido por la Justicia desde el 22 de febrero pasado cuando no se presentó a un control de detención en el marco de la investigación por la muerte de Sebastián Leiva, también conocido como “Cangri”.

Según informó la Policía de Investigaciones, durante esta jornada se produjo la detención de un sujeto en Quillón, en la Región del Ñuble.

Fuentes de la investigación identificaron al detenido como Sebastián Cornejo, quien se encontraba prófugo desde el 22 de febrero, cuando no se presentó a una audiencia de control de detención en Concepción. Además, es requerido en marco de la investigación por la muerte de Sebastián Leiva, más conocido como “Cangri”.

Cornejo sería el tercer ocupante del vehículo en el que viajaba Leiva junto a Germán Gundián, a quien también encontraron muerto en las cercanías de la frontera boliviana con Chile.

El testimonio de Cornejo para la TV

Cornejo dijo al Matinal de Canal 13, Bienvenidos, que el “Cangri” fue el contacto entre él y Gundián, con quien vendería un vehículo robado en Bolivia.

De acuerdo a su testimonio, para el viaje, fue Gundián quien contrató a dos bolivianos que los acompañarían. Pero después de viajar “tres o cuatro horas” desde San Pedro de Atacama los obligaron a bajarse de la camioneta, presuntamente porque Gundián les debía dinero desde antes.

“Germán me dice estamos en tierra de nadie y me pide parar para orinar. No nos percatamos cuando cruzamos a Bolivia. No teníamos señal ni nada (…) Yo frené y nos quitan la camioneta, nos echan abajo”, dijo Cornejo.

“Yo quedé forcejeando con uno de los bolivianos. Me intimidaron con la pistola y nos pusimos a forcejear, cuando me bajo a buscar mi bolso, me dispararon en dos instancias”, relató.

“Tomamos la determinación de ir a Bolivia porque queríamos saber qué pasaba. Nosotros no conocíamos a los bolivianos, Cangri tampoco, los conocía Germán (…) Caminamos todo el día sin saber para dónde íbamos (…) los dos estábamos enojados con Germán, pero dormíamos abrazados por el frío”, dijo.

Cornejo asegura que al otro día comenzaron a caminar, pero el frío era demasiado, y después de un rato Cangri me dice ‘Germán no está caminando’”. Sebastián entonces se devolvió a salvar a Gundian, quien estaba unos metros atrás. Cornejo siguió caminando.

“Yo me separé porque tenía mucho frío, tenía que calentar mi cuerpo caminando”, dijo, añadiendo que se comunicaban con silbidos, pero en un momento Cangri dejó de responder.

Fuente: LaTercera

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *