Estos son los alimentos más riesgosos de desarrollar algún tipo de cáncer

Foto Getty Images

Facebooktwitterinstagram

Un estudio epidemiológico de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) arrojó que, el alto consumo de carnes rojas, alcohol y bebidas azucaradas se encuentran entre los hábitos más riesgosos de desarrollar algún tipo de cáncer. Asimismo, ingerir abundantes frutas y verduras ayuda a prevenir el desarrollo de la enfermedad.

La Escuela de Nutrición de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) y el Conicet llevaron a cabo un estudio epidemiológico que identifica aquellos patrones alimentarios locales (en Córdoba) que tienen un efecto, tanto protector como promotor, del riesgo de desarrollar diversos tipos de cáncer.

A pesar de que el cáncer es un tema que, en cierta medida, afecta a muchas personas, pocos son los estudios realizados en Latinoamérica y especialmente en Argentina, para identificar los patrones alimenticios de cierta comunidad, y así, determinar la incidencia en el desarrollo de diversos cánceres: el trabajo aporta evidencia en la relación entre la enfermedad y las costumbres alimenticias de los cordobeses. La investigación “Cáncer y su asociación con patrones alimentarios en Córdoba”, determinó los hábitos alimentarios en la población adulta de ésta provincia y evaluó los efectos en la aparición de varios tipos de cánceres.

En la investigación que se realizó entre los años 2006 y 2012; se estudiaron 1.162 personas, que tenían un promedio de edad de 67 años en el caso de los hombres, y 62 en las mujeres. Además, un grupo padecía diferentes tipos de cáncer y otro eran personas sanas.

Los 5 principales riesgos para la salud tienen relación con el comportamiento y la alimentación: elevado índice de masa corporal, bajo consumo habitual de frutas y hortalizas, inactividad física, consumo de tabaco, ingesta excesiva de alcohol.

“Cáncer y su asociación con patrones alimentarios en Córdoba”, se basó en la alimentación de la población general, separando hombres y mujeres, y estimó los efectos sobre el riesgo de contraer cáncer colorrectal (CCR), cáncer de mama (CM), cáncer de próstata (CP) y cáncer urotelial (CU). El “efecto promotor” del que hablan los investigadores significa el aumento del riesgo de padecer las enfermedades, en cambio, los aspectos que disminuyen el riesgo es lo que identifican como “efecto protector”.

A su vez, el estudio establece que, los patrones en la población sin discriminación por sexos, el consumo elevado y habitual de carnes rojas, papa y vino y las “bebidas azucaradas” como las gaseosas y jugos tienen un efecto promotor para el CCR y el CU, sin embargo, la frecuente ingesta de frutas, vegetales y lácteos son un escudo protector para desarrollar estas enfermedades.

Los hombres, muestran un patrón protector en cuanto al CP, por ejemplo, en el consumo de carnes grasas, huevos, granos y vegetales amiláceos, bebidas azucaradas y carnes rojas magras e infusiones. En tanto a la población femenina, el CM se asocia al consumo de carnes grasas, productos de pastelería, aceites y mayonesa, carnes procesadas, elevada ingesta de granos refinados y baja de granos enteros, mientras que se muestra una asociación inversa con el patrón protector: frutas y vegetales no amiláceos, es decir con bajo contenido de almidón.

Muchos son los factores -como el tabaquismo, el sedentarismo, carga genética, sobrepeso, etc- que intervienen a la hora de desarrollar algún tipo de cáncer que más allá de la asociación que existe entre los hábitos alimenticios y el desarrollo de la enfermedad, por lo tanto no es adecuado hablar de una relación “directa”.

La investigación cordobesa permite llevar adelante una serie de estrategias de prevención de cáncer, como promover la ingesta habitual de vegetales, frutas y lácteos y disminuir el consumo de carnes rojas y procesadas, vegetales amiláceos, vino, y bebidas azucaradas. Con ciertas diferencias entre sexo, por ejemplo: que los hombres moderen el consumo de huevos, y las mujeres el de granos refinados, pan, aceites y mayonesa.

Facebooktwitterinstagram

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *